Shopping cart
0.00€

Los problemas de una piel sensible

En la última entrada de la serie sobre los problemas que se presentan en los distintos tipos de pieles le toca el turno a los problemas de una piel sensible, orientados fundamentalmente a alergias y derivados.

La piel sensible natural es una piel fina, clara, en ocasiones seca y con descamaciones en la superficie. Se enrojece de una forma recurrente y es susceptible a sufrir problemas relacionados con alergia según el tipo de productos que se utilicen. Existen dos factores principales para identificar la disminución en el umbral de tolerancia y por tanto de la sensibilidad aumentada en la piel.

– En primer lugar, la epidermis en este tipo de pieles presenta una alteración de su función de barrera, un fenómeno que favorece el proceso de deshidratación de la piel y la consiguiente penetración de agentes irritantes.
– La secreción excesiva de las terminaciones superficiales nerviosas es otro punto que genera también los procesos inflamatorios. La piel sensible sobreproduce radicales libres.

Si te ves manchas rojas en la piel es probable que tengas la piel rosácea, una condición que afecta a millones de personas. Las personas con piel rosácea se ruborizan muy fácilmente porque los vasos sanguíneos de la piel se dilatan y hacen que la sangre se acerque a la superficie. Cuando esto ocurre puedes recurrir a jabones con ingredientes calmantes para la piel que también actúen como antiinflamatorios como el regaliz, las algas o la harina de avena coloidal. Es necesario evita tratamientos faciales agresivos, exfoliantes químicos o la microdermoabrasión. También es necesario que evites los ácidos para el cuidado de tu piel como el ácido glicólico o la vitamina C.

Si tienes alguna reacción alérgica en tu piel puedes aliviar los síntomas con una compresa de agua fría, puedes remojar un paño también con partes iguales de agua tibia y leche y después, colocarlo en las áreas irritadas. El aloe vera o las cremas de cortisona también son útiles.

Si haces todo esto y tienes en cuenta nuestros consejos, seguramente mejorarán los problemas de una piel sensible. Todos los productos para piel sensible los encontrarás AQUÍ.

 

Los productos que aquí ves pueden ser útiles para tu negocio. Escríbenos y ponte en contacto para formar parte de una red cada vez más grande. ¡Te esperamos!

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer anterior
Importancia de usar cosmética con filtro solar
Leer próximo
Los problemas de una piel grasa

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies